Limpia todo el baño de manera rápida y sencilla

El aseo del baño tiene que ser uno de los quehaceres del hogar más fastidioso, asqueroso y que más tiempo consume durante el día. Desafortunadamente, no es algo que podemos procrasbañerar por mucho tiempo, ya que es el sitio donde más proliferan y se pueden acumular muchas bacterias, en especial en el retrete.

Sin embargo, no es algo tan difícil como te imaginas. Con los siguientes consejos que te daremos, podrás asear tu baño por partes sin mucho tiempo y esfuerzo y sin necesitar tantas herramientas, de la manera más sencilla y práctica.

1. Limpieza del lavamanos

Generalmente, limpiar el lavamanos es el paso más sencillo del aseo del baño, solo necesitas una esponja, un limpiador multiusos, y en algunos casos un removedor de cal y vinagre

  • Primero, despeja el área alrededor del lavamanos para que trabajes más cómodo

  • Seguidamente, llena el lavamanos con agua caliente para ablandar la mugre

  • Después de vaciar el agua, es hora de aplicar tu producto de limpieza favorito. Incluyendo aquellos para eliminar la cal

  • Utiliza una esponja o cepillo para eliminar bien la suciedad en toda la cuenca

2. Limpieza del retrete

El aseo del retrete siempre resulta la parte más asquerosa, pero puedes acabar muy rápido si utilizas estos pasos. Vas a necesitar guantes de hule, un cepillo para W.C., un limpiador de inodoros y desinfectante.

  • Ponte los guantes y tira de la palanca del retrete

  • Aplica generosa cantidad del limpiador de retretes en la taza, sobre todo en los bordes

  • Utiliza el cepillo para restregar el producto hasta que alcance todas las partes del retrete y déjalo actuar por unos minutos

  • Tira de la palanca y repite todo el proceso si crees necesario

  • Aplica el desinfectante en todas las partes del retrete y luego seca con una toallita

  • Recuerda nunca mezclar químicos con lejía, porque puede producir un gas letal, para más información, asegúrate de leer bien las instrucciones del fabricante de todos los productos

3. Limpieza de la bañera, ducha y baldosas

Para limpiar la ducha y la bañera puede bastarte con el uso de vinagre con limón, pero recuerda nunca usar éstos en tus baldosas, ya que las puede dañar y estropear.

  • Como siempre, despeja primero el área para que puedas trabajar cómodo

  • Restriega con un cepillo la ducha o la bañera con un detergente o vinagre para poder arrancar toda la suciedad.

  • Quita todos los pelos y residuos del drenaje y bótalos en una papelera antes de enjuagar con agua la bañera y la ducha.

  • Utiliza un limpiador multiusos para asear las baldosas, ya que es el que mejor se lleva con este material y alargar su mantenimiento.

4. Otros lugares del baño

Cuando termines de limpiar todos los servicios, lo que queda por asear es más fácil y rápido

  • Utiliza detergente para fregar el piso del baño, empleando una moba o una toalla con tus pies, para no lastimar tu espalda estando agachado

  • Revisa tu gabinete y bota todo lo que no necesites

  • Vacía la papelera y aplica desinfectante en ella

Si realizas estos procesos 1 o dos veces por semana, mantendrás tu baño siempre impecable y crearás un hábito rubañerario que te permitirá hacer estas tareas de manera más rápida, automática y eficiente con el paso del tiempo.

Si estos consejos te resultaron muy útiles, no olvides comentar y seguirnos por todas nuestras redes, fontanero Arganda del Rey es el mejor profesional de fontaneria. Siempre estamos deseosos de recibir todas tus dudas e inquietudes, para poder contestarlas y mantenerte al tanto sobre el mantenimiento óptimo de tu hogar.