Evita que las bajas temperaturas perjudiquen las cañerías de tu instalación.

Hace mucho que se acabó el verano, y ahora que comenzó el otoño, las temperaturas seguirán bajando cada vez aún más a medida que se acerca el invierno. Por consiguiente, es probable que algunos de nuestros lectores estén sufriendo los estragos de estas bajas temperaturas tanto en su salud, como en vuestros hogares, ya sea en su sistema eléctrico como en su plomería, más comúnmente en las tuberías de calefacción y en las cañerías en general.

Si quieres conocer de qué estragos estamos hablando o e su defecto, como prevenir dichos estragos, te invitamos a que sigas leyendo este artículo, donde te daremos consejos variados para que puedas solucionar todos los inconvenientes que puedan suscitar durante la época de bajas temperaturas.

Las cañerías y las bajas temperaturas

Cuando las temperaturas son extremadamente frías, como las que se han registrado a lo largo del año hasta ahora más las que están previstas por venir en invierno, las cañerías son una de las principales cosas que se ven afectadas dentro de nuestras casas, hasta el punto en que el agua dentro de éstas puede congelarse, lo que puede ocasionar un cese en el surtimiento del servicio de este preciado bien o en el peor de los casos, una tubería rota.

Para cuidar nuestras cañerías de las bajas temperaturas extremas, puedes utilizar la siguiente serie de consejos:

  • Aunque suene loco, deja tus grifos abiertos. No te desesperes, este consejo solo es válido durante una oleada de frío extremo, ya que al dejar el agua correr, evita que ésta se congele, con lo que podrás ahorrarte el costo de futuras averías.

  • Utiliza aislante para proteger tus cañerías. aunque muchos sistemas ya incluyen este tipo de protección, vale la pena que te percates de que el material aislante funciona como debe ser. Existen varios tipos de material aislante para proteger tu sistema de cañerías de vibraciones y demás temperaturas extremas, por lo que te recomendamos que uses la que más se ajuste a tu situación.

  • Repara las grietas de tus paredes. Inspecciona detenidamente la fachada de tu casa y sus alrededores, de existir alguna grieta que exponga tus cañerías, es imperativo que las repares inmediatamente, para así obtener un aislamiento más efectivo y así evitar futuros problemas.

  • Suspende el servicio de agua. Si te vas de viaje por un período de tiempo, es recomendable que suspendas el servicio de agua de toda la casa cerrando la llave que suministra el agua desde la calle, así como también cerrar todas las llaves y grifos dentro de tu hogar.

  • Si el daño ya está hecho, y se han congelado nuestras cañerías, existen variar formas de descongelarlas. El primer paso es cerrar la llave de paso y luego abrir el grifo más cerca de la zona de la tubería congelada. Acto seguido, debes aplicar calor en la zona congelada, esto lo puedes lograr con una secadora de pelo o una fomentera con agua caliente.

Por último, si el daño en la tubería es muy significativo, es recomendable que cierres la llave de paso para terminar de vaciar el agua de las tuberías y posteriormente llamar a los expertos en la materia de plomería. Pero eso sí, ponte en manos capaces, ya que este es un problema delicado que no cualquiera puede solucionar. Para más información, comunícate con nosotros en Fontaneros en Arganda del Rey.