El mejor tipo de tubo: metal vs plástico

Aquí en Fontaneria Arganda del Rey, tenemos mucho tiempo solucionando las preguntas de todo género a nuestros seguidores y una de las dudas más populares en los últimos años ha sido el siguiente dilema: ¿Cuál tipo de tubo es mejor, metal o plástico?

Estos tipos de tubos son los más populares dentro del mundo de la plomería doméstica debido a su costo es accesible, bajo peso y durabilidad. Aunque existen una serie de características que les permiten distinguirse entre ellas.

Sin importar que tipo de tubería elijas al momento de realizar un proyecto de plomería en tu casa, siempre es mejor escuchar la opinión de los expertos de la plomería. Cada tipo de tubo ha sido creado con detalles particulares para aguantar distintas cantidades de líquidos, presión o calor.

Por lo tanto, si quieres seguir aprendiendo sobre cada uno de los distintos tipos de tuberías, te recomendamos seguir leyendo este artículo.

Cañerías de plástico

Usadas frecuentemente para el drenaje de líquidos y al mismo tiempo obtener un efectivo aislante contra el calor. En el campo de la plomería, se utilizan cada vez más gracias a que son livianas, lo cual facilita tu traslado y resisten muy bien el paso de los años, incluyendo el contacto con sustancias abrasivas.

Generalmente son la primera elección para los sistemas de surtimiento de agua potable, además de sistemas de riego, saneamiento y salida de agua.

Entre los tipos de tubos de plástico que se usan en este campo, tienes que conocer los siguientes:

  • Los tubos PVC se utilizan para conducir agua a presiones altas, más no temperaturas elevadas

  • Los tubos de CPVC son ideales para aguantar temperaturas extremadamente calientes, frías, incluso las dos.

  • Los tubos de PEX tienen la capacidad de resistir temperaturas aún mayores que los tubos CPVC, por eso son la elección ideal para calderas y sistemas de calefacción.

Tubos de metal

En primer lugar tenemos los tubos de cobre, los cuales está hecho de un material liviano, flexible y persistente. Los expertos en el uso de este tipo de tuberías siempre insisten en que el cobre aguanta mejor el paso de los años más los ciclos de dilatación, además de que es fácil de reparar en caso de alguna eventualidad.

Los tubos de cobre siempre han sido la primera elección en muchos trabajos de plomería para sistemas de calefacción, ya que son baratas a la larga, conducen mejor el calor, incrementando así su efectividad.

Para los sistemas que surten gas, las tuberías de acero son las más usadas, porque a pesar de que son más pesadas, no tienen que aguantar volúmenes de agua.

Los tubos de acero inoxidable se están empezando a usar cada vez más en la plomería, porque son las que más aguantan el paso del tiempo. Son la primera elección en hogares cerca de la playa y la costa, ya que este tipo de tuberías son las que mejor resisten estos ambientes de alta salinidad.

Por último tenemos a los tubos de acero galvanizado, también muy usadas en el campo de la plomería. Estos tipos de tubos contienen varias capas de zinc, de manera que evitan que se oxidan con facilidad y aguantan el contacto con muchos tipos de sustancias. A pesar de sus ventajas, hay que tomar en cuenta de que son las más caras en el mercado, considerando que existen otros tubos que pueden cumplir el trabajo a un precio mucho más bajo.

En caso de que te haya satisfecho este artículo, te invitamos a que comentes tus dudas y a que nos contactes para conocer más acerca de estos interesantes materiales.